pastorelas

¿Qué son las pastorelas en México?

¿Qué son las pastorelas?

En México, durante el mes de diciembre, tienen lugar las pastorelas. Éstas son celebraciones escénicas tradicionales, íntimamente ligadas a la Navidad, ya que abordan de manera teatralizada el nacimiento del niño Jesús. Su nombre se debe a que la historia que cuentan tiene como personajes principales a un grupo de pastores, de ahí la palabra “pastorela”. En la historia los pastores quieren llevar regalos al niño Jesús, pero antes de lograrlo, deberán pasar algunas aventuras y retos; curiosamente en las pastorelas, los papeles de la Virgen María, José y el niño Jesús toman un lugar secundario y sin muchos diálogos.

En México, la pastorela se cuenta de manera cómica y se encuentra llena de enseñanzas sobre la batalla entre el bien y el mal y sobre las repercusiones de nuestros actos. 

Su origen se remonta a la época colonial, en la que los frailes franciscanos buscaban mejores  formas de enseñar la religión católica a los indígenas de La Nueva España, nombre con el que se conocía a México en aquella época. 

Origen e historia

Durante el año de 1530 es cuando  Fray Juan de Zumárraga, quien fue el primer obispo de La Nueva España, tiene la idea de hacer una farsa sobre el nacimiento de Jesús, es decir una historia caricaturesca sobre dicho acontecimiento,  a esa farsa la nombró “Farsa de la Natividad Gozosa de Nuestro Salvador”, la cual se escribió en la lengua madre de los indígenas, náhuatl. De esta forma tan original Fray juan de Zumárraga y los franciscanos adaptaron una historia religiosa al contexto y humor de los indígenas, logrando así llegar a los corazones de los pobladores.

Gracias a su éxito, las posadas siguieron reproduciéndose y poco a poco se transformaron de un método de enseñanza religioso a una tradición arraigada al disfrute y celebración navideña de los mexicanos y mexicanas. Al igual que las posadas, las pastorelas trascendieron el ámbito religioso y empezaron a ser organizadas por los pobladores y vecinos, quienes distribuían los personajes, confeccionaban sus propios vestuarios, adaptaban los guiones a su contexto de vida, organizaban sus horarios para ensayar e invitaban a todo el vecindario a presenciar la puesta en escena de la pastorela. 

En el ámbito comunitario, las pastorelas han sido vistas como un espacio de alegría, risas, convivencia, pero también de enseñanza de valores y costumbre para las futuras generaciones.

Los personajes

Aunque cada pastorela se adapta de manera distinta al contexto cultural y a la época en que se realiza, su esencia la hace mantener ciertos argumentos y personajes inamovibles. Dentro de los personajes que nunca deben faltar en una pastorela están:

  • Pastor Bartolo o Blas
  • Pastora Gila
  • Otros pastores y pastoras, con nombres variados
  • Ermitaño
  • Lucifer
  • Diablos
  • Ángeles
  • Arcángeles
  • Los tres reyes magos
  • La virgen María
  • José
  • Niño Jesús

Siempre se pueden agregar más personajes, dependiendo del número de participantes o de la adaptación de la historia, incluso las aventuras que los pastores deben atravesar para cumplir su objetivo pueden llegar a ser adaptadas, sin embargo la trama principal debe mantenerse fiel a los argumentos que Fray Juan de Zumárraga estableció en 1530, esos argumentos son los siguientes:

Los pastores reciben la visita de un arcángel, quien les da la noticia del nacimiento del niño Jesús. Los pastores deben ir a Belén para entregar regalos y adorar al niño Jesús. Durante el viaje, Lucifer junto con su grupo de diablos ponen obstáculos, trampas, engaños y hacen lo imposible por frustrar el viaje de los pastores. Los ángeles y arcángeles ayudan a los pastores, y en una batalla final el bien se enfrenta al mal. Gana el bien y los pastores logran llegar a Belén para entregar sus regalos y adorar al niño Jesús. Para concluir la pastorela es común que se canten villancicos o que se mencione una enseñanza sobre las diferencias entre el bien y el mal y sus consecuencias.

Las pastorelas en la actualidad

La importancia de las pastorelas ha sido tal para la celebración de la Navidad y la identidad en México, que en casi todas las escuelas de educación básica se realiza una pastorela anual, también son representaciones populares tanto en teatros locales, estatales como nacionales, y de forma menos común, son autoorganizadas entre vecinos de barrios populares.

Su arraigo y popularidad ha sido tan grande, que en el año 2011, Emilio Portes, un director de cine mexicano, realizó una película llamada “Pastorela”, misma que de manera cómica narra la lucha entre el bien y el mal. La película ganó un premio nacional de cine y contó con la participación de importantes actores nacionales como Joaquín Cosío.

Desafortunadamente las pastorelas se encuentran por el momento, en peligro de desaparecer, en gran medida debido a la desarticulación y distanciamiento social que se vive en México y en todo el mundo actualmente.

Te invitamos a leer más sobre cultura y lengua hispana en nuestro blog.

Texto escrito por: José Humberto Trejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.